domingo, 6 de diciembre de 2009

Mario Porro: Búsqueda por el amor y otros poemas, 3


BÚSQUEDA POR EL AMOR


_
PÁGINA INICIAL

I
Amor.
Eco seguro
de mi voz interior,
que me vuelves en canto
su más leve sonido

II
Amor.
Punto inicial
y meta,
de mi búsqueda.

III
Amor.
Simple paisaje
de mi complicada esencia.

_
De: Mario Porro: Búsqueda por el amor y otros poemas, Edición Moreno, 1950.
BÚSQUEDA POR EL AMOR. Página inicial.

_
Foto: archivo de la talita dorada.
_

viernes, 28 de agosto de 2009

Mario Porro: Búsqueda por el amor y otros poemas, 2


_
2. INTERIORES

_
I

Hiere luz, que en mí
sólo hay heridas para ti.
Caeré horizontal en tu luz
mi espíritu suspendido en tí,
mi cuerpo en la nada.

Luz, hiere, no dejes ninguna herida,
que todas están en mí, para ti.


_
II

Calla luz, calla…
no muestres mi pobreza.
Ya sé que estoy sucio,
que en mi jardín, las hojas
están pudriéndose, olvidadas
del viento –de ti, de mí– pero calla.
No entres así, tan de golpe,
hazlo como otras veces, silenciosa,
lentamente. Que todo
me parezca más puro, bello, divino!

Calla luz… calla.
No ves que hoy, en mi día imposible.


_
III

Luz, luz,
que me llevas el alma!
Espera, no me dejes solo
en mi doble oscuridad.
Pero, que digo, si estás allí,
lejos, dentro de mí
–más lejos todavía–
y te veo ¡qué pequeña!
en lo infinito de mi olvido.


_
IV

a J.R.J.

Él irá siempre lejos.
–Todo luz por dentro–
Y yo lo seguiré, recogiendo
retazos de su luz,
–lo que él olvide–
Será poco quizá.
No importa, basta que alcance
para alumbrar mi alma.


_
V

¿Y la luz que clamaba en mí
en eterno deseo de alumbrar
siempre más, la he perdido?
¿Es que ya no hay jardines,
rosas, atardeceres?

Siento que mi carne,
se desprende de su tallo de luz
y cae,
se hunde en la vida exterior
y muere lentamente
hacia la muerte total.
¿Será que mi vida
es otoño, siempre, único, humano?


_
VI

Inquietud

La claridad de tu anuncio,
madura de infinito,
ha olvidado mi puerta
en su mensaje,
las nubes rosadas
y las más dolorosas
se han detenido,
más, no pude leerlas.

Y aquí, me tienes,
con mi ventana
de crepúsculo y alba,
abierta –rotos los cristales
del inútil deseo– esperando.


_
VII

Largo tiempo he pasado
lejos de ti.
Y ahora que vuelvo a sentir
el descanso de tu claridad
sobre mi corazón, dudo.

¿Es que he vuelto a renacer?

Hoy, me siento como un rayo de luz
tendido hacia el infinito,
envuelto en la música total
de la naturaleza.

_
De: Mario Porro: "Búsqueda por el amor y otros poemas", Edición Moreno, 1950.
POEMAS A LA LUZ. 2. INTERIORES
_

sábado, 11 de julio de 2009

Mario Porro: Búsqueda por el amor y otros poemas, 1


POEMAS A LA LUZ


1. INSTANTES

_
I


Mi tristeza es de luz.
De tanto andar, por la alegría
de los vanos exteriores,
mi alma se eterniza
en un crepúsculo.
¿Podré ya volver
a la antigua alegría
de las verdades interiores?
Sí, mi tristeza es de luz.

_
II


Una luz de dolor
ha caído en mi corazón,
como las hojas de este otoño
sobre la tierra.
A cada hoja de oro,
un oro muerto.
A cada hoja de luz,
un dolor nuevo.
Sin gemir, la tierra
soporta todo su oro.
¿Yo, podré con mi luz?

_
III


Se cierran mis ojos,
lentos, temblorosos,
como las alas
de una mariposa.
La luz, apenas, ilumina
mi jardín interior,
despertando en mi alma
una canción dulce.
A mi lado, con la mirada lejos
–más allá de la hoja de tu libro–
¿escuchas el canto
que florece en mi alma?

_
IV


Te recordaba, en una
lejana tarde de mi memoria.
Y tú junto a mí,
vivías, silenciosa
la infinita belleza
de un cuarteto de Mozart.

¡Oh, qué gran felicidad
sentirme doblemente contigo!

_
V


Quise escribirle a la tarde;
mis palabras, se destiñeron
en la infinita claridad.
Quise escribirle al sol que caía;
mis palabras, se perdieron
en el silencio de los últimos árboles.

Se hizo la noche; cerré los ojos.
¡Ay, cómo dolían en mi interior
los versos vencidos de la belleza!

_
VI


En el jardín, el rosal
se durmió en la penumbra.
Es otoño. La tierra amarillenta,
espera serena, el beso transfigurado
de la última rosa.
En la madrugada, en la primera brisa,
habrá un rumor de gotas blancas,
–sentiré frío en el corazón–
y nadie, nadie, sabrá ya nada.

_
VII


El ocaso. ¿Un ocaso nunca visto,
o sólo un alba vieja?

Volvíamos del campo.
Adelante, nuestros pasos
envejecían en el polvo.
Nos miramos. ¿Recordará el camino
el paso de nuestras almas?

_
VIII


El último latido
de la hoja de otoño
ha quedado en el aire
suspenso,
como el canto divino
de un poeta olvidado.

¿Vendrá el nuevo corazón,
que lo recoja?

_
De: Mario Porro: Búsqueda por el amor y otros poemas, Edición Moreno, 1950.
POEMAS A LA LUZ. 1. INSTANTES
_
Foto: jmp
_

viernes, 26 de junio de 2009

"Último gato amarillo", poema de Néstor David Malbrán


Último gato amarillo


Fue una lección de morir,
a la noche había peleado su comida,
llegó hasta el borde con los últimos
diez pasos,
se acostó, desabrochó su saco,
se hundió lentamente en el fondo
y no respiró.
Dejó abiertos los ojos amarillos
en la muerte,
envolvimos con papel su cuerpo
para enterrarlo.

__
Néstor David Malbrán nació en La Plata. Se radicó en el año 1955 en City Bell, pueblo en el que murió en la primavera de 1988.

FOTO: jmp
_

sábado, 23 de mayo de 2009

“Campo de girasoles sin cerezas”, poema de José María Pallaoro




CAMPO DE GIRASOLES SIN CEREZAS
(Óleo sobre cicatrices)


no hay cerezas
en ciertas estaciones del alma

sólo girasoles amarillos
realmente amarillos

y orejas
diseminadas

a lo largo de la calle





De: Pájaros cubiertos de ceniza (1982-1990), Libros de la talita dorada, 1999.

Cabecera: Vincent van Gogh (1853-1890). Painting, Oil on Canvas
Paris, France: August - September, 1887
Kröller-Müller Museum
__

lunes, 27 de abril de 2009

"El que tiene sed", poema de José María Pallaoro




EL QUE TIENE SED


El que tiene sed
se bebe las nalgas de la luna
Se bebe las flores caídas sobre la gruesa alfombra
Se bebe la abundancia y la pobreza
Se bebe la danza de su sombra de entre los cortinados del imperio
Se bebe el vino los compañeros desaparecidos la primavera el río
Se bebe el abanico de plumas blancas la camisa las hojas verdes
Se bebe la muralla el monte la violencia del enemigo la violencia
Se bebe el corazón el corazón purificado el tanino de las nubes
Se bebe la flecha el arco la piedra de los rincones
Se bebe a su amigo la aldea a los gallos de riña
Se bebe el vicio de la discordia la embriaguez de los solos en el invierno
Se bebe al vate los cometas que lo evocan
Se bebe lo sólido lo líquido de la vida
Se bebe al mar pero no sus aguas
Se bebe la hierba de las ruinas del antiguo palacio
Se bebe las campanas de las iglesias la armonía los tristes pensamientos
Se bebe la vara de sauce los burdeles -en especial aquellos donde habitó Lady Day–
Se bebe a los dragones de oro que escoltan a las doncellas brillantes como estrellas
Se bebe el exilio el olvidado perdón el recuerdo de la tierra natal

Se bebe el dolor / este adorado Li Po se bebe
la flauta de jade el tao la poesía



De: Pájaros cubiertos de ceniza (1982-1990), Libros de la talita dorada, 1999.

Ilustración: Li Po (ca. 701-762).
:_

miércoles, 15 de abril de 2009

Festival en el Club El Ombú


-
Sábado 18 abril, 21 hs., en el Club El Ombú (27 e/ Cantilo y 13) o lo que es lo mismo (27 e/ 472 y 472), City Bell.


Folklore, Murga y baileee!!!


Te dejan en Cantilo y Camino Belgrano la línea 273 carteles verdes BC, B11, BG, G, H y 4. La H x 28 te deja en 28 y Cantilo. También los TALP que van por Belgrano.
-
Lo recaudado se destinará a la construcción de un galpón cultural-comunitario donde se llevarán adelante talleres y actividades en 477 y 133, barrio afectado por las inundaciones de febrero de 2008.
-

-
Organizan:

Taller de Educación Popular BarrileTeando
barrileteando@yahoo.com.ar

Centro de Fomento El Ombú
culturaombu@yahoo.com.ar

Surcos
agrupsurcos@gmail.com
http://agrupacionsurcos.blogspot.com/
:--

miércoles, 1 de abril de 2009

“La copa”, poema de Horacio Ponce de León





La copa


Porque es la copa del olvido, surge
de su fondo abismal, como de espejo,
esa mujer que habita en la memoria,
con su color de pelo, su costumbre
de estar ausente y viva
para el hombre que sueña, con la copa
en las manos, vacía;
y aunque el vino la cubra y se derrame
sobre la imagen móvil, reaparece,
nadadora del sueño, con su fina
cintura del abrazo, sus pestañas,
su corazón nocturno. Se unifica
la imagen en la copa y luego gira;
se refleja en el muro, se deforma
en los espejos líquidos,
hasta que el vino vierte sobre el mundo
el zumo de las vides del olvido.

El hombre se recobra,
reanuda su camino;
dialoga con los perros, las estatuas,
¡rompe el recuerdo, al fin, como una copa!


Poema incluido en: “Naranjos de fascinante música: poesía contemporánea de amor en La Plata”, Libros de la talita dorada, 2003.

Horacio Ponce de León nació en 1913 en La Plata. Murió en City Bell en 1999. Publicó en poesía: "Mujer cantada", 1941; "Canción final", 1950; "Oda a una guitarra, y otros poemas", 1959; "Tango", 1966.


FOTO:
Ediciones del Bosque
.
De izquierda a derecha los escritores: Pablo Atanasiú, Apolinario Héctor Sosa, Norberto V. Silvetti, Horacio Ponce de León, Josefina Passadori, Julio Molina, Raúl Amaral, María Dhialma Tiberti, Roberto Themis Speroni, Aurora Venturini, Pedro Vidal Sarmiento, Alberto Ponce de León.

viernes, 27 de marzo de 2009

A 33 años del golpe genocida: J o r n a d a C u l t u r a l en City Bell



-

Radio abierta - Exposiciones artísticas - Espectáculos musicales - Intervenciones artísticas - Proyección de videos

Murga: Pateando La Luna
Banda invitada: Cribas

Sábado 28/3, en la plaza Belgrano de City Bell,
a partir de las 17 hs.


Organizan:
Agupación Surcos

Espacio de la Memoria

www.agrupacionsurcos.blogspot.com

http://espaciodelamemoria.blogspot.com
-

sábado, 21 de marzo de 2009

“Ciudad en otoño”, poema de Mario Porro



--

“Ciudad en otoño”

La ciudad
reverbera
Mujeres y hombres
llevan su mundo
en la bufanda

Los pocos árboles
dejan caer sus hojas
Indiferentes

Un frior
con el viento
lleva
de puerta en puerta
los vestigios de un dios
El dolor ya superado
La alegría también

Automóviles micros
cargan gente
confortablemente enjaulada

Un pájaro
ciudadano
quién sabe qué busca

Maravilla
esta vida
sobre la vida
Que el hombre inventa
para vivir

En la plaza
Las parejas
y los ancianos
saben de la vida
y de la muerte


-
En: “Sucesión del ser”, 1999.
Mario Porro. Trenque Lauquen (1921) - City Bell (2001).
-
Foto: jmp
-

domingo, 15 de marzo de 2009

“¿Habrá cimientos?”, poema de Miruh Almeida



-

¿Habrá cimientos?

Tengo temor a tanto sueño
quiero que todo pase
como un carro cargado de lunas
pero oigo al Ángel de la guarda.

Me dice:
quédate quieta
escribe poemas.

--

Miruh Almeida es escritora y artista plástica. Vive en City Bell.
--

Foto de cabecera: jmp
--

miércoles, 25 de febrero de 2009

El Zorro que faltaba



--

Un zorro en City Bell

La aparición de un zorro gris en la calle 11 y 472 de City Bell, sorprendió a Sergio Damica, vecino del Barrio Savoia, quien, ante la insólita presencia del animal en la zona, decidió llamar al Zoológico local y a la reserva natural ECAS, para ver si allí podrían hacerse cargo del zorrito. "Pero como en los dos lugares me dijeron que no tenían espacio, me lo quedé en mi casa, y luego lo solté en un descampado cerca de Punta Lara", señaló Damico.

El Día, miércoles | 25.02.2009

miércoles, 11 de febrero de 2009

"Mi nombre" poema de Rolando D. Mattes Fernández



---
--
-

"Mi nombre"


Todo cielo tiene un nombre.
Hazlo por mí, en mis resabios,
en mi otra vida.

Soy lindo, en mi detalle,
o de mis humanos espirituales.

Brilla, la luz, y soy extraño.
Con mi cuerpo distante.

En mi sentimiento,
de esta noche.

Melodía, o campo, o ayuda.

Muero, aquí parado. En mi tiempo.

---

Imágenes
de pobres hombres,
alzan su cruz negra,
el mal.

Al infinito,
un punto.

Divisa, aborrece.

---

Vergüenza,
en el viento,
con sombras
sucias,
reconoces mi nombre.

Y abres los brazos
y te resignas.

Cruzamos el puente.

Y vemos el río salvaje,
crecer
y correr,
con turbulencias.

Deseamos y existimos.

---

Yo quiero
que guardes mi nombre,
con el camino
de la lluvia roja.

Y juegues y saltes conmigo.

Con visiones e ilusiones
y distancias.

Aquellos tiempos,
aquellos cantos.

---

Por qué encerraste tus sueños
en un baúl, polvoriento y abandonado.

No recuerdo, un futuro, una señal,
una guía, una esperanza.

--
Rolando Daniel Mattes Fernández (1952) vive en City Bell, en calle 10 esquina 1. En 1980 publicó un libro de poemas. Para comunicarse con el autor: Tel.: 480-1899.--

viernes, 30 de enero de 2009

City Bell, Gonnet, Villa Elisa. Reclamo por nombre de las calles.



--_

Vecinos de la zona renuevan reclamo por los nomencladores.
Reclaman que se vuelva a la denominación histórica de las calles, muchas de las cuales llevan nombres en lugar de números.



Bajo la autodenominación de ADN Zona Norte, un grupo de vecinos de las localidades de Gonnet, Villa Elisa y City Bell, volvió a la carga con su pedido sobre los nombres de las calles. "Estamos intercambiando ideas tendientes a obtener el rescate de las originales nomenclaturas de las arterias de la zona, vigentes hasta la reforma realizada por la administración de Julio Alak", explican.

"Las modificaciones realizadas en Villa Elisa, en cuanto a correlatividad de las calles, significó que se sigan utilizando las denominaciones anteriores; circunstancia ésta que también se vive en City Bell, aún con mayor gravedad pues hay números que se repiten hasta seis veces, a los que se les agregó letras (vg.: 461 a, 461b, 461c, hasta la letra f)", explica el vecino citibelense César Coccoz, agregando que "en Manuel B. Gonnet, Gorina y Hernández, se eliminaron los nombres históricos de los indicadores de las calles y se perdió la posibilidad de utilizarlos".

Estas anomalías, hicieron que los vecinos se pusieran en movimiento tras el único objetivo de "normalizar la nomenclatura de las calles".

Cabe recordar que en junio de 2007, se presentó al Honorable Concejo Deliberante de la Municipalidad de La Plata, una solicitud para que no se les colocara sólo números a las calles del Partido, para permitir designar con nombres propios a calles nuevas, calles con numeración repetida, con combinaciones de números y letras y a cualquier calle, avenida o diagonal o boulevard que lo requiera el consenso ciudadano. El expediente iniciado en consecuencia, está a estudio del Ejecutivo.

Coccoz sostiene que "los nombres son más orientadores que los números, hasta en ciudades con dameros perfectos o prediagramados y concretados, como La Plata y Bolivar, con mas razón zonas con calles sin continuidad por trazas interrumpidas, amanzanados con diferentes ángulos, por tener distintas líneas de bases, con loteos anárquicos, como en donde habitábamos -tan felizmente - hasta el forzoso cambio".

"La administración municipal anterior, pretendió que todo el Partido tuviese una numeración correlativa, de esa manera agredió la Zona Norte con el cambio de la nomenclatura de calles, a pesar de las opiniones contrarias de las Juntas Comunales que interpretaban la voluntad de los vecinos. Posteriormente, con el apoyo del FRP y la cordura de todos los bloques legislativos, se logró para City Bell un acuerdo insatisfactorio y no implementado en lo esencial", agrega el vecinos, haciéndose eco también de otras opiniones similares de habitantes de la zona.

"Con la actual administración, esperamos tener el apoyo y la decisión política real, de que se atiendan nuestro reclamos, colmados de angustias y que decidan interpretar las incomodidades que deben sufrir los vecinos. Tal vez alguien pueda considerar los cambio realizados, como un simple detalle pero para muchos es un verdadero agravio", explican los integrantes de ADN-Zona Norte.

"Quienes desee opinar sobre este tema, presentar algún proyecto o simplemente apoyar esta iniciativa, puede contactarse con zonanorteunida@hotmail.com", finaliza Coccoz.

En: El Día. Suplemento Norte, 30/01/09.--_
-_

jueves, 15 de enero de 2009

"Tropo ambiguo", poema de Mario Porro


No te inquietes
Sólo es la sombra
de tu ser
que tienta
por tu noche

No preguntes

Haz como los árboles
Esperan
que el cielo
los abrace
y les diga
invierno verano
primavera otoño

Total tal vez nunca
sepas
del carozo
o la flor

¿Por qué
estás solo?
Sin embargo
vives
envuelto
en los demás

Cómo ellos
te ahogan
Cómo sin ellos
mueres

Espera
igual que el árbol
que el cosmos te abrace
¿Lo sabrás?


--_
"Tropo ambiguo", poema incluído en Tropos.
_--

viernes, 2 de enero de 2009

"Siempre traigo a mi padre en los poemas", poema de Roberto T. Speroni


Quien es piedra en la luz,
es polvo en tierra.
R. T. S.


Siempre traigo a mi padre en los poemas

Siempre traigo a mi padre en los poemas,
en las preguntas que la lengua oculta
debajo de las cosas.
Yo lo traigo
como una flor verbal, como un extenso
y profético cuero. El era un hombre
gigantesco. Su mano era un escudo,
su palabra nacía de la tierra;
sus ojos de sal negra escudriñaban,
se arqueaban como gatos, acudían
a los sitios de amor, a los forrajes,
vagaban por el agua, se afilaban
en el viento nocturno, discutían
con el ojal dorado del otoño,
con la cruz saludable de la hierba.

Mucha gente ha quedado en el camino
esperando a mi padre, mucha gente.
Diariamente los veo acurrucados,
lamentables de miel, rotos de abrigo,
alargando los dedos en el aire
de una guitarra trágica. Los años
la leche de una higuera de piel negra,
los va quemando, los retuerce, aúlla
adentro de sus huesos. Las arañas
hacen con ellos liquidas escobas,
cajas para zapatos, alfabetos
de letra cancerosa; son iguales
a delicados monstruos, a corpiños
de arena para el pecho de un infante:
son mis hermanos, hijos de aquel hombre
ceniciento de rosas protectoras.

Mi padre era el país. Su ceño hervía
con fuego occipital. De su garganta
caían los membrillos y la lluvia.
Y cuando estaba solo, como ahora,
el trigo se ponía un sol de luto,
y el tabaco bajaba de los astros
para justificar su extraño frío.

La gente que lo espera, las abejas,
el maestro rural, las herraduras,
la pródiga vejez de las anguilas,
los silos, el abismo de las aves,
el caballo frontal de la memoria,
no quieren alejarse de su rostro,
del polvo azul que sube por sus sienes.

Hacen bien. El hierro, si florece,
logra estrechar el corazón, la sangre,
el vientre de la luz.
Para saberlo,
va mi padre final pisando estrellas.
Viene de la razón. Entre sus brazos,
hay gaviotas y ruedas cardinales.

___

Poema 1 de “Padre final”, libro que se terminó de imprimir el 28 de noviembre de 1964. “Padre final” es el último libro de poemas publicado por Speroni en vida. Le antecedieron: Habitante único, 1945; Gavilla de tiempo, 1948; Tentativa en la luz, 1951; Tatuaje en el viento, 1958; El poeta en el hueso del invierno, 1963 y Paciencia por la muerte, 1963.
-
ROBERTO THEMIS SPERONI
PADRE FINAL
CITY BELL
1964